Teatro y marionetas en casa con niños y niñas


Los niños y las niñas, por lo general, adoran ponerse en la piel de otros y jugar a interpretar un papel, ya sea convirtiéndose en un médico, un vendedor del mercado o su superhéroe favorito. Muchas veces esos juegos de roles los practican con sus hermanos o solos pero pueden ser mucho más divertidos si se implica toda la familia y le damos un pelín de «profesionalidad» al juego.

Psst, psst, tenemos un regalo para ti

¿A qué nos referimos? Pues nada más y nada menos que ¡hacer teatro en casa con los peques! Es una forma genial de involucrarnos en sus juegos y enseñarles lo divertida que puede ser una actividad cultural como el teatro. Además, el teatro tiene muchos beneficios en la educación del niño o la niña, desde estimular su creatividad y mejorar la memoria hasta ayudar a vencer su timidez.

A continuación te vamos a dar varias ideas de cómo crear una obra de teatro en casa con niños y niñas y también te explicaremos cómo hacerlo incorporando un elemento que seguro que les va a encantar: las marionetas de mano o títeres.

Cómo montar un teatro en casa con niños y niñas

Lo primero que necesitamos para crear la obra de teatro es una historia que se adecue al número de miembros de la familia. Hay cuentos clásicos que seguro que os resultarán muy sencillos de representar, como Los tres cerditos o Caperucita roja. Si pinchas en los enlaces de los cuentos descubrirás que son libros personalizados, es decir, que puedes poner a pequeños y adultos como protagonistas de las historias. ¡Ideales para después ser representados!

Si preferís crear una obra desde cero, habrá que hacer una lluvia de ideas entre todos. ¿De qué queremos disfrazarnos? ¿Dónde va a pasar la acción? ¿Cómo va a acabar la historia? 

Con toda la información que recopilemos habrá que escribir el texto teatral, que no hace falta que sea muy largo. Si el niño o la niña es mayor podemos animarle a que lo escriba con nuestra ayuda. Hay que tener en cuenta que un guión de teatro es especial, ya que hay que especificar qué personaje dice cada frase y dar detalles de cómo deben actuar (hablar bailando, decir la frase tristes, cantar, etc.)

Una vez que tengamos el guión hay que memorizarlo, aunque no pasa nada si tienen que salir con un papel en la mano o varían las palabras durante la actuación. Además, es un buen momento para enseñarles cuál es la figura del apuntador en el teatro, esa persona que ayuda a los actores y actrices con los diálogos si no se acuerdan.

Durante el tiempo que dediquemos a aprender el guión podemos pensar también en cómo nos vestiremos y decoraremos el «escenario», así como la música o la luz que ambientará la historia. Con todo bajo control solo quedará pasarlo súper bien imaginando que somos actores de verdad y ponernos en el papel de nuestros personajes.

Hacer una obra de teatro con marionetas de mano (con calcetines)

Con los más pequeños puede ser complicado eso de aprenderse un guión o representar un papel durante varios minutos. Sin embargo, el teatro con marionetas de mano o títeres les cautiva como por arte de magia.

Hacer marionetas o títeres con calcetines es muy sencillo y en el siguiente vídeo lo explican a la perfección paso a paso:  

 

 

Recuerda seleccionar un calcetín divertido y colorido, por ejemplo de color rosa si quieres representar un cerdito o verde con topos si será una serpiente. Hay que intentar seguir un guión para darle un toque más teatral, aunque la improvisación siempre será bienvenida y resulta irresistible que un títere se empiece a comer a otro a besos enmedio de la función.

¡Pasar un día de teatro en familia sin moverse de casa puede ser muy divertido! ¡Las risas están aseguradas!