Salir con niños

Salir con niños

Salir con niños es una gran oportunidad para reforzar lazos familiares y pasar juntos un tiempo muy divertido. Para aprovechar los paseos al máximo juntos y hacerlos originales te vamos a recomendar 7 juegos súper entretenidos. Además, si os gustan las actividades al aire libre te recomendamos conocer estos juegos del medio ambiente para niños de primaria.

Psst, psst, tenemos un regalo para ti

Hora de afinar el oído

Buscad un sitio tranquilo y cerrad los ojos. El juego consiste en ir diciendo qué sonidos se escuchan sin poderlos repetir. El soplido del viento, el canto de los pájaros, personas hablando, el claxon de un coche, el ladrido de un perro… es ideal para dar valor a todo lo que nos rodea y darnos cuenta de aquello que llama la atención de los peques.

Salir con niños y observarlo todo con lupa, literalmente

El niño o la niña puede llevar una lupa en su mano para ir investigando aquellas cosas que a simple vista parecen insignificantes pero que viéndolas en grande resultan todo un aprendizaje. Por ejemplo, es muy divertido acercarse a un árbol y, sin tocarlo, mirar con lupa su corteza y los bichitos que pasean por ella. 

Leer un cuento rodeados de naturaleza

Elegid un cuento y llevároslo a un sitio donde se respire calma y reine la naturaleza. En ese ambiente es mucho más relajante dejarse llevar por la fantasía. Te recordamos que en MiCuento encontrarás libros personalizables en los que el niño o la niña pueden convertirse en protagonistas de la historia y vivir aventuras mágicas junto a sus seres queridos y/o personajes de cuentos como El Principito y yo o Yo leo los tres cerditos.

Repartir arte por el mundo

Si tu hijo o hija es un/a artista y se pasa todo el día dibujando en casa, podéis elegir alguno de esos dibujos y pegarlo en alguna pared de la calle donde esté permitido y no se tape nada. Aprovechad para añadir algún mensaje positivo y llenaréis la ciudad de arte y alegría. 

Juegos de memoria para pasear con niños

Dile al niño o la niña que observe bien el escaparate de una tienda durante un minuto. A continuación debe girarse y responder a tus preguntas sobre qué ha visto. ¿Hay zapatos de color rojo? ¿Cuántos pasteles hay? ¿De qué color es el vestido del maniquí? ¡Ideal para estimular su memoria!

Echar a volar la imaginación con las nubes

Igual que en el cuento de ¿Qué ves en las nubes?, os recomendamos mirar hacia arriba y observarlas con mucha atención. ¿A qué os recuerdan sus formas? Seguro que veis cosas diferentes que serán muy bonitas compartir.

Recordar el paseo al volver a casa

El paseo no se termina al cruzar la puerta de casa. Una vez lleguéis podéis aprovechar todo lo vivido para dibujarlo, explicarlo a otro miembro de la familia que no haya salido o incluso para recordarlo con los ojos cerrados y estirados en la cama. 

Salir con los niños y las niñas a pasear se puede convertir en una actividad muy divertida y educativa para toda la familia. ¡Echad a volar vuestra imaginación!