Regalo para el Día de la Madre infantil


El Día de la Madre es un día muy especial para madres e hijos. Aunque el cariño y el amor que se tiene por mamá hay que demostrarlo día a día, en esta ocasión se presenta la oportunidad perfecta para agradecerle todo lo que hace con un regalo.

No hay otra madre que cure todos los males con un abrazo, que encuentre los juguetes perdidos, que proteja del frío o que cuente cuentos como ella. Tanta magia merece una recompensa igual de encantadora. Por eso, a continuación, te vamos a proponer varios regalos para el Día de la Madre ideales para que los hijos sorprendan a su madre. ¡Se va a derretir de amor!

Un libro personalizado: el mejor regalo para el Día de la Madre

Nuestra recomendación para sorprender por el Día de la Madre con mucho afecto es regalar un libro personalizado como ¡Sueña conmigo, mamá!

En él, la mamá aparece junto a los personajes de los cuentos favoritos de los peques. A lo largo de las páginas, viaja por un mundo fantástico preparando tartas con una bruja, celebrando una fiesta con los tres cerditos y el lobo, recogiendo conchas con una sirena o volando junto a un dragón, entre muchas otras aventuras.

Psst, psst, tenemos un regalo para ti

 

Se trata de un cuento ideal para leer juntos madre e hijos ya que, además, permite personalizarlo con hasta 3 niños o niñas y otro adulto, que puede ser papá o quien tú quieras. También permite escribir una dedicatoria en la primera página que, dentro de unos años, se convertirá en un recuerdo precioso.

El Día de la Madre también es muy especial para las abuelas ya que son, ni más ni menos, que las madres de las madres. Si también quieres sorprenderlas con un libro personalizado especial te recomendamos Mi superabuela, un cuento tan extraordinario como ellas. Duermen con un suspiro a sus nietas y nietos, arreglan cualquier desastre, cocinan como los ángeles… eso es solo cosa de superpoderes y mucho amor.

Otros regalos para el Día de la Madre hechos por niños que enamoran

Además de los cuentos personalizados para el Día de la Madre, existen otros detalles que le harán muchísima ilusión, sobre todo si vienen de parte de sus hijos. 

Un gran regalo para empezar el Día de la Madre con energía y felicidad es llevarle el desayuno a la cama. Unas crepes, unas tostadas con sus ingredientes favoritos, fruta cortada, zumos… hay muchas posibilidades que seguro que le encantarán.

También resultan muy originales los «tickets para mamá», que podrá utilizar cuando ella quiera. Pueden valer para un abrazo, un masaje o recoger los juguetes.

Y, por último, los regalos para el Día de la Madre hechos por los niños y las niñas que nunca fallan: los dibujos. Pintar a su mamá a su manera e incluso representar a toda la familia con colores de todo tipo es de esos regalos que se guardan para siempre y que cuando los hijos crecen se recuerdan con una sonrisa de oreja a oreja.