Qué hacer con los niños en las vacaciones de Navidad


Comidas familiares, regalos, nieve, luces por las calles, la llegada de un nuevo año… las vacaciones de Navidad, sin duda alguna, son las que más ilusiones generan a los pequeños de la casa.

Tienen por delante unas semanas que han estado esperando durante mucho tiempo y que en el colegio ya se han encargado de explicarles que van a ser mágicas. Pero si los padres no somos capaces de prestarles la atención que necesitan y pasar tiempo con ellos de forma educativa y divertida, no tardaremos en escuchar la fatídica expresión de “me aburro”.

Para que esto no pase, te vamos a recomendar algunas actividades muy entrañables para hacer con niños durante la Navidad, tanto dentro como fuera de casa.

Eso sí, ¡que la lectura forme parte de sus vacaciones es casi tan necesario como los turrones! Presta mucha atención al punto número 2 de este artículo para conocer nuestra propuesta de leer juntos libros personalizados que convierten a los niños en los auténticos protagonistas.

Psst, psst, tenemos un regalo para ti

 

Decorar la casa para la Navidad

A todos aquellos padres que hayan pensado en poner el árbol de Navidad y el belén sin la ayuda de los hijos para ir más rápido: ¡no lo hagáis!

Cuenta siempre con su ayuda y verás que con su originalidad saldrá una decoración mucho más divertida. Además, puedes aprovechar para hacer manualidades para poner en el árbol o en otros sitios de la casa. Incluso podéis hacer algún regalo para cuando vengan a cenar los familiares.

Sentarse a leer juntos

Para esos días de frío y malas condiciones meteorológicas no hay nada mejor que quedarse en casa, sentarse en el sofá y leer libros con tu hijos bien envueltos en mantas.

Tanto para aquellos niños a los que les pica la curiosidad empezar a hojear libros como para aquellos que prefieren corretear todo el día, te recomendamos regalarles un libro personalizado. Verás que les llamará mucho la atención verse reflejados en la historia, con un personaje de dibujos con su nombre, sus características físicas, personajes con nombres de familiares y muchas otras cosas.

Para esta época del año te recomendamos los libros Mi árbol de Navidad y Mi mágica noche de reyes. Aun así, si echas un vistazo a nuestro catálogo descubrirás historias increíbles, que recorren mundos mágicos como el del Principito o el del dragón Dúgul.

Pasear y visitar los mercadillos navideños

Salir a pasear por el centro con luces de Navidad, villancicos y adornos en cada esquina es otro gran plan para hacer con niños. Si os cansáis, en cualquier cafetería con chocolate caliente recuperaréis fuerzas rápido.

Seguro que allí donde vives, o muy cerca, también se celebran mercadillos navideños tradicionales que valen mucho la pena visitar. En caso de necesitar comprar algún adorno extra para casa, será más guay hacerlo ahí.

Disfrutar de la nieve

En esa época del año es posible que las calles se llenen de color blanco y con solo oír la palabra “muñeco de nieve” a los niños se les van a poner los ojos como platos. Aunque tengas que coger el coche para ir a algún sitio donde haya nevado, vale la pena para pasar un día muy divertido.

Un consejo: coged ropa de recambio, ya que la batalla de bolas de nieve está asegurada.

Jugar con los regalos que han traído Papá Noel y los Reyes Magos

Todos aquellos juegos o juguetes que Papá Noel y, unos días más tarde, los Reyes Magos regalen a los niños seguro que serán más divertidos si se juegan con la compañía de los padres. Ya sabrás que les encanta compartir sus momentos lúdicos con los mayores y si durante el resto del año no has tenido tiempo, este es el mejor momento para hacerlo.

Ver películas en casa o en el cine

El último plan que te recomendamos es llevar a los niños al cine, ya que en esa época navideña hay muchas películas para ellos. Si preferís quedaros en casa, hoy en día hay tanta oferta de plataformas digitales con pelis para niños que el único problema será elegir cuál queréis ver.

Y vosotros, ¿cómo vais a pasar las navidades en familia?