Mujeres valientes de la historia

mujeres valientes historia


Los libros de historia están repletos casi exclusivamente de grandes personajes masculinos por culpa de un machismo que se remonta muchísimos siglos atrás y que todavía sigue vigente. Cuesta pensar en grandes pintoras, filósofas, astrónomas o deportistas femeninas, ¿verdad? Todas ellas son mujeres valientes de nuestra historia. Por ello, durante mucho tiempo, las niñas crecían únicamente con referentes masculinos y con la idea de que solo los hombres pueden llegar a lo más alto.

Sin embargo, hoy en día, gracias a un mayor acceso a la información y al trabajo de muchas mujeres que han luchado por lograr la igualdad entre géneros, conocemos muchísimas mujeres valientes en la historia que cambiaron el mundo. Sus historias merecen ser contadas a nuestras hijas (e hijos) para inspirarse y demostrarles que ellas también pueden soñar en convertirse en aquello que más desean.

Psst, psst, tenemos un regalo para ti

¡Vuela Alto!, el cuento personalizado para inspirar a tu hija

¡Vuela Alto! es uno de los libros más mágicos que encontrarás en MiCuento. En él puedes personalizar a la protagonista con su nombre, la dirección de su casa e incluso el color de la tapa. Con toda esta información, mujeres importantes de la historia como Frida Kalho, Amelia Earhart, Marie Curie o Harriet Tubman envían cartas a la niña, al niño o a ti misma. Esas cartas están llenas de ilusión y palabras inspiradoras que animan a perseguir los sueños, ser valiente y soñar sin límites.

Se trata de un libro genial para descubrir que la historia ha tenido grandes artistas, aviadoras o científicas que superaron todo tipo de obstáculos hasta lograr cumplir sus sueños: mujeres valientes que cambiaron la historia.

El cuento, además, ha sido ilustrado por 10 mujeres que han puesto todo su amor y arte en una obra que creará un recuerdo imborrable en niñas y niños de todas las edades.

Frases de mujeres valientes de la historia

En este artículo te explicamos quiénes son las mujeres que envían sus cartas en el cuento ¡Vuela Alto!, pero casi tan importante es conocer por qué pasaron a la historia como algunas de sus frases más célebres. ¡Aquí te dejamos algunas de ellas!

Frases de Frida Kahlo

Pies para qué los quiero si tengo alas para volar.

Pensaron que yo era surrealista, pero no lo fui. Nunca pinté mis sueños, sólo pinté mi propia realidad.

Pinto flores para que así no mueran.

A veces prefiero hablar con obreros y albañiles que con esa gente estúpida que se hace llamar gente culta.

No dejes que le dé sed al árbol del que eres sol.

No hay nada más hermoso que la risa.

Frases de Emmeline Pankhurst

Estamos aquí, no porque seamos infractoras de la ley. Estamos aquí en nuestros esfuerzos por convertirnos en creadoras de la ley.

La justicia y el juicio a menudo son un mundo aparte.

La militancia de los hombres, a lo largo de los siglos, ha empapado al mundo de sangre. La militancia de las mujeres no ha dañado ninguna vida humana, excepto las vidas de quienes lucharon en la batalla de la justicia.

Frases de Amelia Earhart

La manera más efectiva de hacer algo es hacerlo.

La aventura vale la pena en sí misma.

Las mujeres deben tratar de hacer las cosas tal como los hombres lo han hecho. Y cuando fallen, su fracaso no debe ser sino un reto para otras.

Nunca interrumpas a alguien haciendo algo que tú dijiste que no se podía hacer.

No fui valiente, simplemente no tuve tiempo de asustarme.

Frases de Ada Lovelace

La ciencia matemática muestra lo que es. Es el lenguaje de las relaciones invisibles entre las cosas. Pero para usar y aplicar ese lenguaje debemos de ser capaces de apreciar plenamente, de sentir, de calibrar lo invisible, lo inconsciente.

El motor analítico no ocupa un terreno común con las máquinas calculadoras. Mantiene una posición totalmente propia y las consideraciones que sugiere son más interesantes en su naturaleza.

Lo intelectual, lo moral y lo religioso parecen estar interrelacionados en un todo armonioso.

Frases de Marie Curie

Nada en la vida debe ser temido, solo debe ser comprendido. Ahora es el momento de comprender más para temer menos.

Uno nunca se da cuenta de lo que se ha hecho; uno solo puede ver lo que queda por hacer.

Sé menos curioso acerca de las personas y más curioso acerca de las ideas.

Me enseñaron que el camino del progreso no era rápido ni fácil.

La mejor vida no es la más larga, sino la más rica en buenas acciones.