Lectura dialógica


La lectura dialógica es una metodología que consiste en leer de forma compartida entre niños y adultos. Según varios estudios, este tipo de lectura maximiza los beneficios de la lectura temprana, especialmente en cuanto a la adquisición del lenguaje en edades de alfabetización emergente o pre-lectura.

A continuación te vamos a explicar los beneficios de la lectura dialógica, cómo podemos llevarla a cabo correctamente y qué libros son ideales para ello. ¡Este método va mucho más allá que leer cuentos a los niños!

Psst, psst, tenemos un regalo para ti

 

Cómo hacer correctamente una lectura dialógica: Metodología

La lectura dialógica, a diferencia de la tradicional, consiste en un intercambio de papeles. Normalmente, el adulto lee el cuento y el niño escucha, con la opción de preguntar o interactuar si así lo desea. 

En la lectura dialógica, el niño va tomando poco a poco el papel del narrador y es el adulto quien hace las preguntas y comentarios. Eso sí, lo hace con una función de guía para que la historia avance y las aventuras lleguen a su fin con emoción e ilusión.

Aunque la teoría puede parecer sencilla te surgirán dudas: ¿cómo lo hacemos si el niño no sabe leer o no se sabe la historia?

En caso de que el niño o la niña se esté iniciando a la lectura hay que animarle a que cuente la historia a su manera, según lo que ve en las imágenes. Si ya empieza a leer un poco, también podemos intentar que nos lea alguna palabra en concreto, como los nombres de los personajes o los animales. Siempre sin forzar a que lea más de lo que le apetezca, ya que lo que queremos es que lo vea como algo divertido, tal y como te explicamos en nuestro artículo sobre cómo ayudar a un niño de 6 años que no sabe leer.

Si el cuento es nuevo para el niño o la niña será necesario que primero le leas tú la historia. Unos días después podéis llevar a la práctica la lectura dialógica. Siempre escucha al pequeño con atención y haz preguntas sencillas, especialmente cuando no sepa cómo seguir. Cuándo, cómo, quién, por qué, cómo se llama, dónde vive…

A lo largo de la lectura podéis ir jugando con imitaciones de los ruidos de los animales, daros besos y abrazos como en la historia o inventaros las voces de los personajes. Al finalizar puede ser muy interesante comentar el cuento, especialmente aquellos que tienen moralejas.

Beneficios de la lectura dialógica

La lectura dialógica fue ideada por los doctores Longian y Whitehurst en el 1988. Se comprobó que con este método los niños y las niñas se sienten más motivados a leer, incluso en edades tempranas, y ya sabes que iniciarse a la lectura desde pequeños tiene muchos beneficios. Además, el hecho de involucrarse en la historia mejora su comprensión lectora.

Al habituarse a narrar cuentos también desarrollan el lenguaje oral y la expresividad, además de adquirir vocabulario nuevo. También resulta una buena herramienta en la escuela, ya que la lectura dialógica permite a los niños hablar y dar a conocer sus opiniones de manera divertida y original.

Por último, pero no por ello menos importante, el hecho de percibir la lectura como una actividad divertida fomenta que quieran leer en sus ratos libres. ¡Justo lo que se necesita para crear futuros lectores! 

Libros ideales para una lectura dialógica

En MiCuento tenemos los libros ideales para aplicar la lectura dialógica. Se trata de cuentos personalizados que permiten que el niño o la niña se convierta en protagonista de la historia. Esto favorece que se sienta identificado/a desde la primera página y vean ese cuento como especial, creando un vínculo emocional con la historia.

Para niños menores de 6 años te recomendamos Yo leo los tres cerditos y El dragón de las estrellas y yo. El primero es un clásico de la literatura infantil, en el que el niño o la niña acompaña a los tres cerditos en su huída del lobo. El segundo es una historia llena de fantasía en el que el dragón Dúgul cuenta con la ayuda del niño o la niña para llegar hasta su hogar perdido.

Para niños mayores de 6 años la mejor lectura viene de la mano de El Principito y yo y El secreto del Viento. El primero es la adaptación de la obra clásica de Antoine de Saint-Exupéry, que ha enamorado a niños y adultos de varias generaciones. Y el segundo es una maravillosa aventura en la que el protagonista conocerá personajes míticos, galopará hasta los límites del cielo y descubrirá quién ha robado la lluvia.

Pon en práctica la lectura dialógica en casa o la escuela, sumérgete en los cuentos junto a los niños como nunca antes y ¡conviértelo en su pasatiempo favorito!