Juegos para trabajar la igualdad de género en Primaria

Fomentar la igualdad de género desde las aulas, especialmente con los niños y las niñas de Educación Infantil y Primaria, es imprescindible para eliminar la discriminación sexista en un futuro cercano. Desde este monográfico de Educaweb se reconoce que todavía queda mucho camino por recorrer, aunque los centros educativos cada vez ponen más esfuerzos a romper los estereotipos de género.

Aunque parte de la sociedad pueda pensar que ya estamos educando a nuestros hijos e hijas desde la igualdad, estudios como el que publicó la revista Science revelan que, todavía hoy, las niñas evitan actividades que consideran que pertenecen a los niños. De la publicación también destaca la conclusión de que las niñas empiezan a sentirse “menos inteligentes” a los 6 años. ¡Ya va siendo hora de que esto cambie!

Un modo efectivo y ameno para trabajar la igualdad de género en niños y niñas de Primaria es mediante juegos y actividades. A continuación te proponemos algunas ideas muy originales para llevar a cabo tanto en la escuela como en casa.

Verdadero o falso

La primera de las actividades de igualdad de género que te recomendamos consiste en crear varias tarjetas en las que aparezcan frases con estereotipos sexistas. Algunos ejemplos pueden ser:

  • Las niñas no saben jugar a fútbol.
  • Los niños tienen que proteger a las niñas.
  • Las niñas y los niños son iguales.
  • Las niñas tienen que llevar pendientes.

Cada vez que haya algún niño o niña que caiga en el estereotipo, habrá que reflexionar juntos y hacerle ver por qué está equivocado/a. El mero hecho de crear las tarjetas en grupo, ya se puede usar como foro de reflexión.

Contar cuentos con historias al revés

Algunos cuentos, especialmente los populares, relegan a las mujeres a un papel pasivo y de sumisión, mientras que los hombres son los protagonistas y los salvadores.

Psst, psst, tenemos un regalo para ti

 

Un gran ejemplo para provocar que los niños y las niñas de Primaria abran los ojos es contar esos cuentos tradicionales cambiando el rol de los personajes. Fíjate cómo reaccionan cuando es una mujer la que va a salvar a un hombre, a despertarlo con un beso o a luchar contra un dragón. Si a alguien le parece un cuento “raro” es momento de debatir el porqué.

Otra gran actividad es leer cuentos que fomentan la igualdad, como ¡Vuela alto!, un libro personalizado en el que grandes mujeres de la historia envían cartas al niño o la niña que lo lea. Frida Kahlo, Marie Curie o Amelia Earhart animarán al lector o lectora a ser valiente y perseguir sus sueños.

Espías del espacio

Esta dinámica de la Red Creando Futuro se recomienda hacer en grupo. La primera fase consiste en explicar a los niños y las niñas que son habitantes de otro planeta y que han sido enviados en una misión especial a la Tierra para realizar un informe sobre cómo son los hombres y las mujeres. Para hacerlo más fácil puedes crear una ficha con preguntas sobre cómo es cada género, cómo se comporta, sus aficiones, si existen diferencias y por qué, si hay ámbitos de igualdad/desigualdad, si pasa lo mismo en todas las culturas, etc.

Cuando se haya hecho ese “informe” habrá que ponerlo en común y generar un debate sobre los resultados. También resultará interesante analizar cómo creen los niños y las niñas que se pueden eliminar estos estereotipos y desigualdades.

Yo puedo

El último de los juegos para trabajar la igualdad de género en Primaria consiste en crear dos tarjetas, una con el dibujo de un niño y otra con el de una niña. Debajo de los dibujos deberás escribir «yo soy un niño y puedo…» y «yo soy una niña y puedo…», respectivamente.

El adulto irá indicando acciones y los pequeños participantes deberán levantar la tarjeta (o tarjetas) del género que crean que «puede hacerlo». Cocinar, llorar, ser jefe, jugar a baloncesto, coser, bailar, etc. Si durante el juego alguien no levanta una de las tarjetas habrá que preguntarle por qué cree que un género puede hacer esa acción y el otro no.

Concienciar a los niños y las niñas sobre la desigualdad que existe e inculcarles valores que fomenten el cambio es tarea de todos. ¡Labremos un futuro mejor desde ya!