Juegos de falda


Llamamos juego de falda o de regazo a todos aquellos juegos que sirven para entretener a los bebés y que incluyen canciones simples, rimas, contacto corporal y movimientos repetitivos. De esta manera, los bebés empiezan a explorar su entorno y su propio cuerpo, además de reforzar su vínculo afectivo con las personas de su entorno.

Estos juegos de falda se pueden llevar a cabo desde el primer mes, aunque seguramente no será hasta los tres meses de edad que el bebé empezará a interactuar con los estímulos. Seguro que muchos de los juegos de falda de este artículo te resultarán familiares, vale la pena rescatarlos de la memoria y compartirlos con la siguiente generación.

Además, te explicaremos exactamente qué beneficios tienen estos juegos y también cómo puedes introducir los libros para bebés de 0 a 6 meses en esta dinámica. ¡Las risas están garantizadas!

Beneficios de los juegos de falda o regazo

Para un bebé, la mejor forma de aprender es a través de los juegos. Cada juego les enseña pequeñas habilidades que ayudarán al desarrollo de su motricidad a medida que maduran.

Psst, psst, tenemos un regalo para ti

 

Todos los movimientos, caricias, sonidos, cosquillas y gestos benefician a:

    • Establecer un sentimiento de afecto con el adulto, ya sea los padres, los abuelos, otros familiares o algún amigo de la familia.
    • Desarrollar sus habilidades motrices. Con determinados movimientos se refuerza su tono muscular, coordinación y equilibrio.
    • Estimular su oído y sentido del ritmo.
    • Desarrollar el lenguaje. Aunque el bebé no sepa hablar, empieza a relacionar conceptos. Por ejemplo, al cantarle la de los «cinco lobitos» ya sabe que tiene que mover la mano de determinada forma.
    • Desarrollar su memoria.
    • Proporcionar seguridad al bebé, ya que se siente atendido y querido. Además, hacer correctamente los gestos del juego y ser felicitado le refuerzan la autoestima.

Ejemplos de juegos de falda adecuados para bebés

Los juegos de regazo varían mucho entre culturas, países e, incluso, familias. Para darte algunos buenos ejemplos hemos seleccionado los siguientes:

Aserrín Aserrán

Un claro ejemplo de canción llena de rimas que llaman la atención del bebé. ¡Ideal para bailar con él!

Cinco lobitos

Como hemos comentado anteriormente, es un buen juego de falda para que los pequeños asocien determinadas palabras y canciones con un movimiento.

El patio de mi casa

Una canción popular que también invita a determinados movimientos, especialmente en cada «agáchate y vuélvete a agachar».

Corre, corre caballito

Con el bebé en la falda se empieza a imitar el paso de un caballo moviendo las rodillas al ritmo de la canción. ¡El galope rápido siempre es el que más les gusta!

Cómo incluir los libros en los juegos de falda

Aunque leer con el bebé en el regazo no podríamos considerarlo un juego de falda como tal, sí que podemos elegir uno de nuestros favoritos y darle forma de juego, representándolo con el niño o la niña en el regazo. 

En MiCuento nos encanta que los libros formen parte del entretenimiento de los niños y las niñas desde que son pequeños/as. Uno de nuestros favoritos para bebés es Buenas noches, estrella fugaz, en el que una estrella ha desaparecido en plena noche. El niño o la niña se convertirá en el protagonista de la historia personalizada para resolver el misterio.

Para adaptarlo a un juego de falda se pueden imitar algunas de las acciones que aparecen en el cuento. Cuando la estrella se queda dormidita, el niño o la niña señala al cielo, dice adiós a su mami… usa toda tu originalidad y cariño y verás que el bebé se lo pasará súper bien. ¡Y esto tiene muchos beneficios!