Frida Kahlo para niños

Frida Kahlo es uno de los personajes históricos que todos los niños y niñas deberían conocer. Su obra, afán de superación, valentía e independencia la convirtieron en una de las mujeres más trascendentes del siglo XX. 

Explicar quién fue Frida Kahlo a los niños y las niñas es dar un ejemplo perfecto sobre que los sueños se cumplen siempre que se persigan con todas las fuerzas y que, a pesar de las adversidades, todos podemos alcanzar nuestros objetivos. «Pies, ¿para qué los quiero si tengo alas para volar?», que diría Frida.

A continuación te vamos a explicar de forma sencilla la historia de Frida Kahlo y sus cuadros para contárselos a los más pequeños. Además, te presentamos un cuento personalizado muy especial en el que Frida y otras mujeres de la historia animan a volar alto a sus jóvenes lectoras y lectores.

Psst, psst, tenemos un regalo para ti

 

La biografía de Frida Kahlo para niños

Frida Kahlo nació en México el 6 de julio de 1907, hace más de 100 años. Vivió junto a sus padres y sus 3 hermanas en una casa azul, que hoy en día es un museo sobre la artista.

Cuando tenía 6 años se puso muy enferma y el deporte la ayudó a recuperarse. Jugaba a fútbol y practicaba boxeo, deportes que en esa época eran solo para chicos. Como pasaba mucho tiempo en los hospitales, no pudo hacer amigos y eso se reflejó en muchos de los cuadros que pintó de mayor.

Con 15 años fue una de las primeras niñas que entró a estudiar en la Escuela Nacional Preparatoria de México. Allí sí que pudo hacer amigos, que de mayores también se convertirían personajes muy importantes.

Con 18 años sufrió un accidente de tráfico muy grave que la dejó varios meses sin poderse mover de la cama. ¡Tuvo que someterse a un total de 32 operaciones! Tuvo que pasar mucho tiempo en cama  y en el hospital ya empezó a pintar sus primeros cuadros, expresando cómo se sentía.

Frida se hizo cada vez más famosa por sus bonitos dibujos, se casó con Diego Rivera y en 1939 viajó hasta París para organizar una exposición de sus cuadros. Allí conoció a otro pintor muy importante, Picasso, y consiguió aparecer en la portada de Vogue, una prestigiosa revista de moda francesa.

Su fama siguió creciendo y también viajó a Estados Unidos, exponiendo sus cuadros en museos tan famosos como el de Nueva York o Boston. 

Terminó volviendo a su país para hacer de profesora de arte y sus alumnos fueron conocidos como Los Fridos. Sin embargo, su salud cada vez era más débil y en 1954 terminó muriendo con 47 años. 

Como puedes ver, Frida Kahlo fue una mujer muy fuerte, valiente e independiente. Por un lado, a pesar de estar enferma muchas veces, era capaz de recuperarse y hacer lo que más le gustaba: pintar. Por otro lado, rompió las reglas de su época al hacer cosas que hasta entonces solo hacían los chicos, demostrando que las chicas pueden hacerlo igual o mejor.

Cuadros de Frida Kahlo para niños

Frida Kahlo pintó un total de 143 cuadros, 55 de ellos autorretratos. Lo hacía para expresar su dolor, por ejemplo por las operaciones de después del accidente que sufrió, sus sentimientos y su ideología.

También pintó muchos cuadros sobre costumbres típicas mexicanas, paisajes o situaciones de su vida. En algunas de sus pinturas también aparecen sus familiares y amigos.

El cuento ideal de Frida Kahlo (y otras mujeres) para niños

Hay muchos cuentos que relatan la vida de Frida Kahlo para niños. Sin embargo, nosotros te recomendamos uno diferente a todos: ¡Vuela alto!

Se trata de un cuento personalizable en el que mujeres importantes de toda la historia, desde Frida Kahlo hasta Marie Curie, Amelia Earhart o Harriet Tubman, envían cartas a la niña o el niño que lee el libro. Todas ellas cambiaron el mundo y son ejemplos perfectos de empoderamiento femenino. En las cartas, animan a las niñas (y los niños) de todas las edades a luchar por sus sueños y dejarles claro que «puedes ser lo que quieras ser».