Cuentos y trucos para dejar el chupete sin dramas

Hoy en día, hay muchas familias que optan por no ofrecer el chupete a sus bebés. Aunque para otras, es una opción desde los primeros días o semanas de vida. Les resulta un gran aliado para calmar el instinto de succionar de los recién nacidos, que se relajen y encuentren alivio en momentos de inseguridad, estrés, miedo, tristeza, etc. En definitiva, resulta un apoyo emocional que, llegado el momento, resulta difícil abandonar.

Psst, psst, tenemos un regalo para ti

 

A continuación, te daremos algunos consejos para dejar el chupete de forma positiva, reforzando la autoestima del niño o la niña. Además, te explicaremos qué papel pueden tener los cuentos en este proceso. 

Preparación para que mi hijo o hija deje el chupete

Lo más importante para dejar el chupete cuando el niño o la niña ya es algo mayor (no un bebé) es que se comprometa, así que deberemos prepararlo/a para la despedida.

Un tiempo antes deberás conversar con tu hijo o hija sobre la necesidad de dejar el chupete. El argumento principal suele ser que «ya es mayor», algo que generalmente llena de orgullo a los peques. Incluso puedes preguntar a niños mayores (primos, hermanos de amigos del cole, etc.) por qué no llevan chupete delante de tu hijo o hija y verás que todos responden «no, porque ya soy mayor».

Para esta preparación también puedes ponerle ejemplos de lo que ha conseguido hacer a medida que ha ido creciendo. Desde usar un vaso para beber en lugar de un biberón hasta ir en triciclo o tirarse solo por el tobogán. Si ha podido con eso, ¡lo del chupete va a ser coser y cantar!

¿Cómo y cuándo dejar el chupete?

Durante esa preparación, que debe durar más o menos un mes, hay que acordar un día para decir adiós a su chupete. Puede dejarlo a los Reyes Magos, en la guardería o la farmacia para niños más pequeños, en el lugar donde vais de vacaciones…

Una gran idea es usar un sobre especial en el que poner el chupete, que puede decorar con pegatinas o colores a su gusto. Sobre todo, que lo haga con sus propias manos, de manera que tome conciencia de aquello que está haciendo. Mientras, dile que te sientes orgulloso/a de aquello que va a hacer y de lo mayor que es.

Refuerzos positivos por haber dejado el chupete

Dar un regalo al niño o la niña por haber sido capaz de dejar el chupete resulta un refuerzo positivo que ayudará a sentirse reconocido/a por su esfuerzo y a animarlo/a.

Hay varios tipos de regalos que puedes hacer en estos casos. El primero de ellos es un diploma que certifique que ya es mayor, recordando ese día con el nombre del peque y la hazaña.

Muchos padres también optan por un muñeco o peluche que sirva como alternativa emocional a su chupete. Recuerda que el niño o niña ha perdido un apoyo importante para los momentos críticos y necesitará sustituirlo.

Por último, opta por un regalo que le haga mucha ilusión y que realmente recompense su esfuerzo. Nuestra propuesta es un cuento personalizado en el que el protagonista tiene el nombre y el aspecto del niño o la niña. De esta forma es mucho más fácil que se sienta identificado con la historia y se inicie en el mágico mundo de la lectura.

Si decidís dejar el chupete en épocas navideñas te recomendamos los libros Mi mágica Navidad o Mi mágica noche de Reyes, aunque hay libros con aventuras de todo tipo. Además, existe la posibilidad de escribir una dedicatoria en la primera página, con foto incluida, en la que puedes felicitar al niño o la niña por haber dejado el chupete. ¡Se convertirá en un recuerdo para toda la vida!