¿Cómo explicar a los niños quiénes son los reyes magos?


Los psicólogos aseguran que a partir de los 6 o 7 años los niños empiezan a pensar de manera más abstracta y se lo cuestionan todo. Entre todos sus porqués, cuando se acerca la Navidad, puede que se les ocurran dudas como: ¿es posible que los Reyes Magos visiten a todos los niños del mundo en una sola noche?, ¿por qué los Reyes de la cabalgata son distintos a los de la televisión?, si son magos, ¿por qué no me traen todo lo que pido?

En definitiva, llega una edad en la que los niños se empiezan a plantear si los Reyes Magos existen, todavía más si lo han escuchado en el cole. Tanto si temes ese momento en el que vaya a ocurrir como si ya te han hecho la pregunta y se te ha quedado la cara blanca, en este artículo te vamos a dar varias ideas sobre cómo responder correctamente.

Recuerda que anteriormente también te hemos explicado cómo hacer la carta de los Reyes Magos sin que los niños pidan demasiado, con unos consejos que seguro que te facilitarán mucho las cosas.

Psst, psst, tenemos un regalo para ti

 

 

Tener claro si se quiere alargar la magia o no

Aunque a muchos padres les puede pillar por sorpresa el momento en el que su hijo o hija pregunta sobre si los Reyes Magos existen, deberían tener pensada una edad en la que decir la verdad. Cada niño es un mundo, pero por lo general suele ser entre los 8 los 10 años cuando se decide explicar que los Reyes son los padres. 

En cambio, si el niño o niña es todavía pequeño, se puede optar por desmentir que los Reyes Magos no existen. Incluso si os han pillado poniendo los regalos, podéis mezclar realidad y fantasía diciendo que «los Reyes no llegan a todo y nos han pedido su ayuda».

De hecho, si tienes niños menores de 6 años, te animamos a fomentar este día tan especial tanto como puedas, ya que de mayores lo recordarán de forma muy especial. Una gran forma de tener para siempre en el recuerdo esta época tan bonita es mediante el cuento personalizado Mi mágica noche de Reyes, un libro en el que tu hijo o hija será la protagonista de una historia en la que los Reyes Magos necesitarán su ayuda para repartir los regalos por todo el mundo.  

¿Cómo decirle a tu hijo o hija que los Reyes Magos no existen?

El momento de decirle la verdad a tu hijo o hija debe ser calmado y mucho mejor si estáis solos. No le digáis directamente «los Reyes son los padres», aunque sí que recomendamos no irte por las ramas.

Una buena forma de explicar que los Reyes Magos no existen, especialmente en una familia religiosa, es explicar que «hace muchos años, cuando nació el Niño Jesús, sí que hubo unos Reyes de Oriente que le trajeron regalos de muy lejos. Esos reyes hoy no existen pero los padres queremos que tengas regalos como Jesús, especialmente si te has portado bien».

Otra manera de explicar a un niño o niña que los Reyes son los padres es haciendo referencia a que ya son mayores. Si tienen un hermanito o hermanita más pequeño, también habrá que hacerle «cómplice» para mantener viva la llama. Esto creará un vínculo todavía más estrecho entre los padres y el hijo o hija mayor, ya veréis.

Por último, también hay que entender que se pueda sentir triste o incluso engañado. Hazle ver lo bonito que ha sido y que seguirá siendo, ya que saber que los Reyes Magos no existen no significa que deje de haber regalos bajo el árbol el 6 de enero.

Una vez dicha la verdad, ¿qué?

Muchos padres quieren alargar como sea el momento de decir la verdad sobre los Reyes Magos por miedo a perder esa magia y fantasía. Sin embargo, es posible seguir teniendo ilusión por esta fecha cambiando su concepción.

A partir de este momento se puede convertir en un día de sorpresas y detalles recíprocos, animando a que cada miembro de la familia sorprenda al otro. La magia no solo consiste en crear situaciones que no tienen explicación lógica. Su esencia es generar un clima de unión y felicidad en la familia.