Cómo estimular a un bebé de 6 meses

Cómo estimular a un bebé de 6 meses


Esos momentos de tranquilidad, en los que el bebé está receptivo y con ganas de jugar, son ideales para llevar a cabo juegos y actividades de estimulación temprana. Se trata de ejercicios que ayudan a estimular a un bebé de 6 meses y al desarrollo del bebé en aspectos tan importantes como el lenguaje o la motricidad.

Psst, psst, tenemos un regalo para ti

En este artículo te vamos a dar ideas sobre cómo estimular a un bebé de 6 meses, aunque debes tener siempre en cuenta que cada niño o niña tiene su propio ritmo madurativo, así que deberemos respetarlo y adaptar las actividades a su etapa de desarrollo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Juegos de falda para bebés: Beneficios, ejemplos y más

Actividades para estimular el lenguaje de un bebé de 6 meses

Para realizar juegos que ayuden a la estimulación del lenguaje se pueden usar tanto cosas que tengamos a nuestro alrededor como cuentos. Esta segunda opción es muy atractiva para ir señalando los dibujos que aparecen, llamar su atención y recordarle en voz alta al bebé cómo se llama. Puedes empezar separando las sílabas para que intente imitar tu sonido. ¡Y va a adorar las onomatopeyas!

Los cuentos que leas a tu bebé de pequeño, además, se convertirán en un recuerdo imborrable y que te acompañará toda la vida. Si buscas algo mágico y lleno de cariño te recomendamos los libros personalizados de MiCuento a partir de 0 años. Podrás incluir el nombre del niño o la niña e incluso el de varios familiares, que aparecerán a lo largo de la historia y que podrás ir nombrándole al bebé para que aprenda a relacionarlos con aquellas personas que tanto le quieren.

Ejercicios de estimulación visual para un bebé de 6 meses

Los dibujitos de un cuento son muy llamativos, pero podemos estimular la vista de un bebé de 6 meses con trucos como estos:

  • Infla un globo para que juegue con él y lo siga con la vista cuando se le escape. También puedes inflarlo y no atarlo, aunque el momento de desinflarse puede provocarle mucha risa o un buen susto.
  • Si el bebé ya empieza a gatear, puedes usar una pelota para lanzarla, observar cómo se aleja e ir a por ella.
  • Ponte delante del bebé y haz que te imite, por ejemplo abriendo la boca, cerrando los ojos o poniéndote la mano en la cabeza. Es posible que primero le cueste coordinar sus movimientos pero con el paso del tiempo lo hará correctamente.

Estimulación socioafectiva en bebés de 6 meses

Pasar tiempo con el bebé, darle muchos mimos y hablarle constantemente son prácticas del día a día que refuerzan el hecho de sentirse querido y arropado. Además, es una época de autoexploración constante, así que podemos ayudarle para ganar autoestima:

  • Usa espejos para que se vea reflejado. No solo la carita, sino que puedes mostrarle partes del cuerpo y las observe desde otra perspectiva.
  • Las fotografías o los vídeos, igual que los cuentos personalizados, también son geniales para estimular su visión. Puedes usarlos para que se reconozca en ellos o busque a su mamá o papá. ¡Felicítale con un abrazo cuando lo consiga!

Juegos para estimular el equilibrio y la motricidad de un bebé de 6 meses

Cuando hablamos de estimular a un bebé de 6 meses también hacemos referencia a ayudarle a desarrollar su motricidad. Algunas actividades que te ayudarán a ello son:

  • Si está sentado, por ejemplo entre dos almohadas, tócalo levemente hacia un lado para que se desequilibre un poco e intente recuperar la posición.
  • Si el bebé está boca arriba, dale tus dedos para que los agarre fuerte. Cuando esté bien sujeto, elévalo unos pocos centímetros y vuelve a acostarlo. Si es posible, repítelo hasta que puedas levantarlo para que quede sentado. 
  • Si el bebé está tumbado boca abajo, ponle juguetes a su alrededor para que intente moverse para alcanzarlos.
  • Dale un vaso lleno de uvas y juntos vaciadlo y volvedlo a llenar. Deja que las agarre y las manipule a su antojo.

Esperamos que estos ejercicios te hayan servido como inspiración pero, sobre todo, disfruta todo lo que puedas de tu bebé… ¡crece muy rápido!