Cómo crear un día especial con papá

Cada día en familia es una oportunidad única para crear recuerdos. Esto lo sabemos en el momento en el que nace nuestro primer bebé y queremos atesorar la emoción de verle dormir con placidez, o su olor único o los ruiditos que hace (y que nadie nos contó que haría).

Los bebés crecen muy rápido y los días pasan a toda velocidad mientras vamos al supermercado, trabajamos e intentamos descansar. Es importante escapar de vez en cuando de la rutina para vivir un día especial y disfrutar de los peques a su ritmo, sin prisas ni estrés. Generar nuevos momentos que quedarán para siempre.

En este artículo te vamos a contar algunos planes para crear un día único con papá. No hace falta que sea su cumpleaños, el Día del Padre o vacaciones. Con un poco de imaginación y mucho amor ¡podemos convertir cualquier sábado o domingo en un día de fiesta en familia!

Planear un día de los niños con papá

Cada familia es distinta y maravillosa. Cada familia protagoniza tanto momentos mágicos como momentos de caos. Y, lo importante, siempre, es que nos queramos. Por ello es bonito poder tener días especiales en los que enfaticemos nuestro amor hacia los niños y niñas, celebrándolo porque sí.

Planear un día con papá puede ser muy emocionante para los peques. Podemos contarles que aprovechamos que mamá va a descansar o a comer con sus amigos para hacer el “Día de Clara con Papi” o el “Día de papá con los niños”. ¡A ellos les encanta saber que será un día único!

Evidentemente, un plan como ir a pasar la mañana a la playa o la montaña, montar en teleférico o visitar una granja de ponis, va a entusiasmar a los peques. Pero hoy venimos a proponerte dos planes muy sencillos y accesibles (¡y no te las arruinará ni la lluvia ni la siesta del hermanito pequeño!). Y verás como tus hijos e hijas también las recordarán toda la vida.

Planes infalibles para crear recuerdos con papá

El primer plan consiste en que papá lleve a los peques (o peque) al parque. Puede ser el que queda más cerca de casa y los niños conocen bien, o alguno nuevo, para explorar. Y lo especial es que van a hacer un picnic. A los peques les encantan los preparativos, así que si se lo anuncia con todo su entusiasmo, seguro que se les contagia y le ayudan a preparar la comida, a elegir el mantel y a poner los platos en una mochila. ¡Incluso pueden ponerse elegantes para la ocasión!

Una vez allí, elegir la mejor ubicación para tender el mantel, sacar el menaje y la comida y sentarse a disfrutar del picnic va a ser una aventura inolvidable. Seguro que alguna hormiguita se suma al festín, así que es buena ocasión para observarlas con calma y disfrutar de las caritas de los peques y de su capacidad de asombro ante la naturaleza.

Antes de contarte cómo finaliza este primer plan, te vamos a adelantar el segundo. En este caso, la propuesta es quedarse en casa. Ya sea porque hace mucho frío o calor, o porque apetece más no salir y celebrar “el día de no sacarse el pijama”, que a los peques les da mucha risa.

 

Papá y los niños van a montar una cabaña y a convertirse en exploradores. Lo ideal es crear un ambiente mágico, así que deberán bajar las persianas para crear penumbra y poner sábanas o manteles para convertir la mesa del comedor o el tendedero plegable en su escondite secreto. Podrán “amueblarlo” con cojines, iluminarlo con linternas o frontales e invitar a sus muñecos favoritos. Esta es también una ocasión única para leer los cuentos favoritos de los peques o para que papá invente sus propias historias. ¡Y para merendar, claro! Por ejemplo, fruta cortadita escondida dentro de un cofre del tesoro en forma de fiambrera y que papá y los peques deben ir a buscar a la cocina sin encender la luz.

La guinda del pastel para estos dos planes de papá con sus hijos o hijas es la fiesta de cosquillas. Papá puede anunciar que se convierte en el monstruo (bueno) de los mimos y perseguir a los peques (por el parque o por la casa) para abrazarlos y hacerles cosquillas hasta que no puedan más. Y este cariño, este juego de abrazos y besos y cosquillas, ¡va a ser lo favorito de los peques! Porque, como verás en este vídeo, lo que más desean los niños y las niñas es pasar más tiempo con sus padres y que haya muchos mimos.