Cómo bañar a un niño o una niña de 2 años sin dramas

Los 2 años de edad son conocidos en muchas casas como la época del «no a todo» y de las rabietas, en algunos casos llegando a pegar y morder. Una de sus negaciones más enérgicas puede llegar a la hora de bañarse pero, ¿por qué algo que hasta hace poco le gustaba ahora lo detesta?

A continuación te vamos a explicar algunos de los motivos por los que tu hijo o hija no   quiere bañarse y también te daremos consejos sobre cómo hacerle cambiar este pensamiento negativo y que lo vea como una actividad divertida con su mami o papi.

Psst, psst, tenemos un regalo para ti

¿Por qué un niño o niña de 2 años no quiere bañarse?

El rechazo de un niño o una niña de dos años a bañarse puede deberse a muchos motivos. Es posible que no seas consciente de ello, pero tu hijo o hija ha podido sufrir alguna mala experiencia en la bañera que le haya podido crear miedo.

Un resbalón, un golpe, que le haya entrado espuma en el ojo, que se haya quemado con el agua muy caliente… son situaciones que favorecen a crear una idea de que el baño es un momento desagradable. Además, un miedo que comparten muchos niños y niñas es el temor a colarse por el desagüe, tanto por haberlo visto en algún dibujo animado como por su imaginación. 

Al tratarse de una actividad que no percibe como placentera y estar inmerso de lleno en la etapa del «no», va a querer reafirmar su personalidad y a negarse a hacer lo que los adultos le ordenen. Hay que tener en cuenta que en muchas ocasiones no se trata de una negación a bañarse en concreto, sino a interrumpir aquello que están haciendo y les gusta más

Juegos para bañar a un niño o una niña de 2 años

Lo primero que hay que tener en cuenta es que forzar al niño o a la niña a bañarse no va a cambiar su opinión, así que hay que transformar la «mala imagen» que tiene ahora sobre el baño. Tras explicarle la importancia de la higiene, podemos proponerle juegos para que lo vea como una actividad divertida a partir de ahora.

Eso sí, si el problema radica en algún miedo, es recomendable hacer uso del «método del barreño». Consiste en poner agua en un barreño para que el niño o la niña ponga los pies y el adulto lo lave en seco con una toalla. Se debe dejar que el pequeño o la pequeña juegue con el agua del cubo para que adquiera confianza. Más adelante este barreño se meterá dentro de la ducha o bañera y, al cabo del tiempo, directamente saldrá del cubo para bañarse sin él. 

Leer un cuento mientras el niño o la niña se baña

Como van a tener que cerrar los ojitos para que no les entre jabón, la mejor forma de evadir su mente es a través de los oídos. Es ese caso es ideal ponerles música o explicarles algún cuento y que dejen volar su imaginación.

Si te gusta esta opción, te invitamos a conocer los libros personalizados de MiCuento para niños y niñas de 2 años. Puedes regalarle a tu hijo o hija uno de nuestros cuentos, poniéndole una bonita dedicatoria y personalizándolo para que se convierta en protagonista de la historia, un hecho especial que les va a encantar.

Hacer ceras de baño (bath crayons)

Conocidas en inglés como bath crayons, las ceras de baño son una opción muy original para que un niño o una niña de 2 años se entretenga en la bañera pintando las paredes. 

Para hacerlas en casa solo necesitas jabón, colorante y unos moldes divertidos. En este vídeo podrás ver en menos de 2 minutos los pasos a seguir:

Reconocer las partes del cuerpo

El momento del baño es ideal para jugar a reconocer las partes del cuerpo con preguntas como «¿dónde está tu pie?» o «¿cómo se llama esta parte de tu cuerpo?» señalándole el pelo, la mano o el culete, para que intenten decirlo a su manera. También puedes usar una esponja que sea quien les diga qué se tienen que lavar en cada momento. 

¡Convertir la hora del baño en una actividad original y divertida es posible incluso con un niño o una niña de 2 años!