Baby talk: Cómo hablar a un bebé, ventajas e inconvenientes


El lenguaje es una habilidad que los niños y las niñas van adquiriendo de forma gradual con el paso de los años. Por ello, la forma en la que los padres se expresan con sus hijos es un factor muy relevante en la adquisición y aprendizaje del habla. 

¿Has oído hablar sobre el baby talk? A continuación te explicamos qué es, sus características y algunos de sus puntos fuertes y débiles. 

Psst, psst, tenemos un regalo para ti

Además, si te interesa todo lo que rodea al aprendizaje del lenguaje en bebés, te recomendamos echar un ojo a nuestros artículos sobre cómo estimular a un bebé de 6 meses y musicoterapia para bebés.

¿Qué es el baby talk?

Se llama baby talk —literalmente “habla de bebé”, en español— a la forma que tenemos los adultos (e incluso los niños mayores) de adaptar nuestro lenguaje a la hora de hablar con niños pequeños. Por ejemplo, cambiamos nuestra entonación, expresividad o incluso algunas palabras creyendo que así nos entenderán mejor o intentando que nos presten más atención. 

Características del baby talk

Algunas de las características más típicas del baby talk son:

  • Ritmo lento pero con una entonación expresiva.
  • Tono de voz más agudo de lo normal.
  • Pronunciación bien definida.
  • Enunciados cortos y simples.
  • Redundancia, repitiendo palabras para remarcarlas.
  • Uso de palabras simples y con muchos diminutivos.
  • Mucho lenguaje no verbal, con gestos y mímicas que acompañen a las palabras.

Ventajas e inconvenientes del baby talk

Resulta complicado atreverse a decir si el baby talk es una práctica recomendable o no, ya que tiene sus cosas buenas y sus cosas menos buenas. Lo importante es no abusar ni sobrepasarse

Hablar normal a los bebés desarrolla su propio lenguaje y así, desde bien pequeños, se van familiarizando con expresiones y palabras que usarán cuando crezcan. Esto no quiere decir que no se pueda hacer uso de diminutivos o gestos como en el baby talk, sino todo lo contrario, ya que seguro que te ayudarán a expresarte. Sin embargo, aunque quien te escuche sea un bebé, si ves un perro por la calle dile que es un «perro» o un «perrito», no un «guau, guau».

La entonación expresiva es una característica del baby talk muy útil para captar la atención de los bebés, por ejemplo cuando les contamos una historia y optamos por poner voz grave de malo o aguda de niño/a. Entre nuestros cuentos personalizados para bebés encontrarás opciones muy bonitas en las que puedes personalizar como protagonistas al niño o la niña pequeña, así como familiares y amigos. 

Conseguir que el bebé nos preste atención hará que nos quiera imitar y así se inicie en el lenguaje. Más allá del baby talk también será muy útil ponernos a su altura para mantener un contacto visual mientras le hablamos, cantar canciones, emplear el refuerzo positivo o jugar a juegos de falda

Hablar con tu bebé incluso desde que nace, o incluso desde el embarazo según algunos expertos, estimulará el habla y la escucha del bebé. No caigas en el error de infantilizar tu lenguaje, ya que el vocabulario también se aprende desde pequeños. Usa la esencia del baby talk para ser cercano/a, expresarte de forma entendible y captar su atención.