Juegos para aprender a leer jugando


Aprender a leer jugando es abrir la mente al mundo con motivación, alegría y la voluntad de afrontar cualquier desafío que se ponga por delante. Como apunta el profesor Howard-Jones en uno de sus ensayos, los juegos activan el sistema de recompensa del cerebro y motivan a asumir riesgos que terminan beneficiando a la memoria, al trabajo en equipo y, en definitiva, al aprendizaje.

Enseñar a leer es todo un reto para educadores y padres. Es un proceso al que los niños y las niñas se tienen que sumergir de forma divertida y natural, ya que de lo contrario estarán asociando la lectura con una obligación, en lugar de una actividad placentera. Para ello, los juegos pueden tener un papel fundamental.

Algunas pautas previas para aprender a leer jugando…

Antes de recomendarte varios juegos para enseñar a leer, queremos hacer hincapié en cómo llevar a cabo una acción tan habitual como la lectura de un cuento junto a un niño o una niña. Siguiendo estos consejos potenciarás al máximo su interés por la lectura y su desarrollo desde edades tempranas:

Psst, psst, tenemos un regalo para ti

  • Lee al niño o la niña desde que es muy pequeño/a. Hazlo en voz alta y metiéndote en la piel de los personajes, por ejemplo interpretando sus voces y gestos.
  • Enséñale aquello que estáis leyendo. Asocia las letras con los dibujos que aparecen en el cuento y su significado. De pequeños quizás no entiendan la asociación, pero de más mayores (más de 4 años) les sirve para familiarizarse.
  • Presta atención al orden que sigues al leer. De pequeños, la vista se les irá al dibujo que más les atrae, pero resulta positivo recordar que se empieza por arriba a la izquierda y se va bajando.
  • Convierte la lectura en una actividad de ocio habitual. Cuando el niño o la niña no sepa a qué dedicar su tiempo libre, leer siempre tiene que ser una de las propuestas, aunque nunca como obligación. Resultará muy beneficioso si los pequeños ven que tú también dedicas tu tiempo libre a leer.

Hay algunos libros que facilitan mucho esta interacción con los niños y las niñas, especialmente si todavía son pequeños. Un buen ejemplo es el cuento personalizable ¿Qué ves en las nubes? ya que tiene ilustraciones con elementos con los que se puede jugar, como el sonido de un tren, una guitarra, etc. Además, permite poner el nombre del niño o la niña y el de otros amigos o familiares, que irán apareciendo a lo largo de la historia. 

Juegos para aprender a leer

A continuación te recomendamos varios juegos para aprender a leer y escribir, así que la edad mínima serían unos 4 o 6 años. 

La cesta de las rimas

El lunes se coge una cesta y se pone un objeto. A partir de ese objeto, los niños irán introduciendo en la cesta cosas que rimen durante toda la semana. El domingo se repasa si todo lo que hay es válido. Se trata de un juego genial, ya que los mantiene activos permanentemente, buscando objetos en clase, por la calle, en casa…

El juego del animador o animadora

Simplemente se trata de representar la forma de la letra que digamos con el cuerpo. Es muy divertido hacerlo en pareja o en grupo, ya que además de familiarizarse con las letras del abecedario se pone a prueba el trabajo en equipo para que cada niño o niña haga una posición que consiga representar la letra o la palabra correctamente.

Palabras que empiezan por…

Elegimos una letra y en un tiempo determinado el niño o la niña tiene que decir todas aquellas palabras que empiecen por esa letra. Para hacerlo más divertido podéis poner la norma de que solo se puedan decir cosas que se estén viendo en ese momento. 

El ahorcado

Es uno de los juegos clásicos para niños mayores de 6 años. La maestra, los padres o incluso otro niño tienen que pensar una palabra y dibujar una línea para cada letra que la forme. Los otros niños participantes tendrán que ir diciendo letras. En caso de que la letra forme parte de la palabra, se apuntará encima de la línea que le corresponde. Si no es parte de la palabra, se dibuja una de las partes que forme el ahorcado. El juego termina solo si la palabra se descubre o el dibujo del ahorcado se completa.

Es ideal para descubrir nuevo vocabulario, hacer deducciones, crear estrategias para adivinar las palabras y competir de forma divertida.

Sopas de letras

Otro juego que pasa de generación en generación es la sopa de letras. Consiste en descubrir palabras escondidas enlazando letras de forma horizontal, vertical o diagonal. 

Puedes descargarte de forma gratuita nuestra sopa de letras haciendo clic aquí. ¡Les encantará descubrir que en ese mar de letras se esconden algunos de los personajes de sus cuentos favoritos!